Existen varias maneras de clasificar a los glaciares. Una de las más "simples" es considerando su dinámica o nivel de actividad:

  • "activo", cuando el frente del glaciar avanza gracias a un flujo de hielo desde las partes altas a las partes bajas del glaciar,
  • "pasivo", cuando el frente se encuentra estacionario o incluso en recesión pero todavía existe movimiento o flujo de hielo en el glaciar,
  • "hielo muerto", cuando no existe movimiento o flujo de hielo en el cuerpo del glaciar. En estos casos generalmente el glaciar se desintegra en el lugar.

Otra forma de clasificar a los glaciares tiene en cuenta la temperatura del cuerpo de hielo. ¿Cómo es esto? Aunque parezca extraño, hay glaciares "fríos" y glaciares "templados". Los glaciares fríos tienen una temperatura muy por debajo de 0°C todo a lo largo del perfil de hielo. Estos glaciares se encuentran en zonas muy frías (regiones polares, o de gran altitud como los Andes Desérticos) y evidencian muy poca actividad ya que están literalmente "pegados" a la base por congelamiento. En cambio, los glaciares "templados" tienen una temperatura cercana a los 0°C a lo largo del perfil por lo que generalmente  contienen agua de fusión en forma supraglacial, englacial y subglacial. Estos glaciares son mucho más activos y tienen una capacidad erosiva considerablemente más alta que los glaciares "fríos" ya que pueden deslizarse más fácilmente sobre el terreno y remover y transportar sedimentos ayudados por el agua que fluye sobre, dentro y por debajo de la lengua de hielo.

 

Otra forma de clasificar a los glaciares tiene en cuenta su geomorfología. Muchos glaciares de los Andes de Argentina son conocidos como glaciares de valle porque están confinados entre las paredes rocosas de un valle cordillerano.

 

Gl Seco

El Glaciar Seco en el Parque Nacional Los Glaciares es un típico glaciar de valle. Foto: R. Villalba (IANIGLA).

 

Existen otros glaciares denominados glaciares de circo (“cirque glaciers”) que son generalmente más pequeños que los glaciares de valle y que ocupan cuencas en forma de tazón o circos cordilleranos en las cabeceras de los valles sin extenderse a lo largo de los mismos. Otros glaciares más pequeños todavía son denominados "glaciaretes", y pueden encontrarse en depresiones o adheridos o apoyados en las laderas de algún cerro.

Huemul circo 

El Glaciar Huemul en el valle del Río Túnel es un ejemplo de glaciar de circo. Foto: R. Villalba (IANIGLA).

 

Existen también glaciares que por su mayor tamaño no se encuentran totalmente confinados por la topografía sino que la cubren con una capa de hielo formando mesetas o campos de hielo (“icefields” y "icecaps" en inglés). Estos campos de hielo están generalmente formados por numerosos glaciares emisarios ("outlet glaciers") que drenan hacia las partes bajas como magníficas lenguas de hielo.

 

En el sur de Sudamérica existen dos grandes campos de hielo. La Argentina comparte con Chile el mayor de ellos, denominado Hielo Patagónico Sur (HPS) o Campo de Hielo Sur. A excepción de la Antártida, el HPS es el cuerpo de hielo más extenso del Hemisferio Sur. El Campo de Hielo Norte se encuentra en Chile aproximadamente entre los 46°30' y  47°30'S. 

 

noroeste HPS

Vista de la porción noroeste del HPS donde pueden apreciarse parte de los lagos Argentino y Viedma y los dos glaciares más grandes de Argentina: el Upsala y el Viedma en la Provincia de Santa Cruz. Foto cortesía del Image Science & Analysis Laboratory de la NASA LINK

 

El HPS tiene aproximadamente 12500 km cuadrados de superficie y está compuesto por 48 glaciares emisarios mayores y más de 100 glaciares menores asociados, los cuales drenan hacia el Océano Pacífico en Chile o hacia grandes lagos como el Lago Argentino o el Lago Viedma y luego hacia el Océano Atlántico en la vertiente argentina de la Patagonia. La porción argentina del HPS se encuentra protegida casi en su totalidad por el Parque Nacional Los Glaciares en la Provincia de Santa Cruz. El famoso Glaciar Perito Moreno, así como también los glaciares Upsala y Viedma, entre otros, son algunos de estos grandes glaciares emisarios del Hielo Patagónico Sur. Ver nota sobre el HPS y el Glaciar Perito Moreno a cargo del glaciólogo Pedro Skvarca LINK.

 

HPN panorama 

Vista panorámica del Campo de Hielo Norte (o Hielo Patagónico Norte), un clásico "icefield" ubicado enteramente en Chile alrededor de los 47ºS. Estudios recientes (Rivera et al. 2007) indican que este icefield está formado por 70 glaciares con un área total aproximada unos 3950 km cuadrados. Fotos originales  cortesía del Image Science & Analysis Laboratory de la NASA LINK

 

Muchos de estos glaciares terminan directamente en cuerpos de agua por lo que se denominan glaciares de desprendimiento ("calving glaciers" en inglés). Las tasas de desprendimiento de bloques de hielo o "calving" es un factor muy importante a considerar en el estudio de las fluctuaciones de este tipo de glaciares.

calving Viedma

El frente del Glaciar Viedma en la Provincia de Santa Cruz está fuertemente afectado por procesos de "calving" o desprendimiento de bloques de hielo. Foto: R. Villalba (IANIGLA).

 

En las zonas polares existen grandes casquetes de hielo de dimensiones o escalas continentales que cubren casi completamente la superficie con su manto de hielo. Este es el caso de los casquetes polares ("ice sheets") de la Antártida y de Groenlandia. Los enormes glaciares o lenguas de hielo que se forman en estos casquetes polares muchas veces culminan en el océano y dan origen a impresionantes plataformas de hielo flotantes ("ice shelves" en inglés). De estas plataformas flotantes se desprenden a su vez a muchos de los témpanos o "icebergs"  que surcan los océanos polares. 

 

Antartida

El casquete polar de la Antártida tiene en total unos 13 millones de km cuadrados de extensión y constituye la mayor superficie cubierta de hielo del planeta. Fuente de la imagen: NASA Visible Earth.

 

Para más información ver aquí, aquí o aquí.